Leyendas De Terror

Sunday, December 11, 2005


Esta historia es muy conocida en Córdoba, pues existe una antigua casa del centro de las ciudad que se dice está encantada y cuenta que en ella hace mucho tiempo vivía una familia acomodada que tenía una hija pequeña y varias criadas a su servicio.
Una noche mientras la niña dormía escuchó unos ruidos en el pasillo, abrió lentamente la puerta de su cuarto para mirar el pasillo que comunicaba los cuartos, enormemente largo y oscuro, lleno de cuadros y enlosado.
Al final del pasillo la niña vio lo que parecía un niño de su edad levantando una de las losetas y metiendo algo dentro de un hueco en el suelo. La niña no podía creerlo, lo que vió relucir en la mano del muchacho al pasar por la tenue luz que entraba por la ventana eran monedas de oro.
Cuando el niño se fue salió y se dirigió hacia allí; entonces apareció una de las criadas con una vela enorme que también había visto lo que había pasado y quería sacar partido.
Decidieron que no dirían nada a nadie, todas las noches se acercarían y con la ayuda de la luz de la vela levantarían la loseta y sacarían las monedas hasta acabarlas. Todas las noches la niña,que por su tamaño cabía dentro, se metía en el hueco bajo la loseta e iba dando monedas a la criada, quien las iba guardando en un enorme saco. Las noches pasaban y aquel tesoro parecía no acabarse nunca. Cada noche que pasaba la vela iba consumiéndose más y más, pero las monedas seguían saliendo a pares y no querían dejarse ninguna.
Una noche en medio de su labor la vela comenzó a parpadear haciendo amagos de apagarse, la criada le dijo a la niña que saliera del hueco, que ya tenían dinero de sobra. La niña le hizo caso y abandonó el escondrijo, pero en el último momento una moneda cayó del saco al hueco y, en un acto de avaricia y sin pensárselo siquiera, la muchacha se metió de nuevo en el hueco. La criada intentó agarrarla pero no pudo, mientras le gritaba que por favor saliera de allí y dejara la moneda, pero en medio de ese griterío la vela terminó de apagarse. En el momento justo en que el último rayo de luz salió de la vela la loseta se cerró ante los ojos de la criada dejando a la niña dentro.
La criada decidió no decir nada a nadie, los padres dieron a la niña por desaparecida y el tema se fue olvidando con el tiempo. Pero aún en la actualidad dentro de esa casa se siguen oyendo por las noches los gritos de auxilio de la niña que repiten noche tras noche en el pasillo \"Por favor...socorro...sacadme de aquí...\". Incluso la policía ha acudido multitud de veces ante la llamada de los vecinos que oían voces pidiendo ayuda, pero al llegar al viejo caserón lo único que siempre han encontrado es una vela vieja y consumida puesta justo en el centro de una loseta...

No puedo salir

"Soy una chica de Cartagena, me llamo Desireé y voy contar esta historia que me paso a mi y a mis amigas una noche de Carnaval.Antes de ir con la historia quisiera decir que soy una chica a la que le encantan todo lo que tenga que ver con el miedo,los espiritus,las cosas paranormales.A mi ya me ha ocurrido varias cosas, la gente me dice que es un don que tengo porque puedo ver los espiritus y sentir buenas o malas vibraciones.El caso es que estábamos yo, mi amiga Laura, Vanessa, Yolanda y Patricia. Era Carnaval y en el pueblo donde veraneo hay mucha marcha, además la gente se queda a vivir todo el año.Pues bien,ya teniamos planeado que esa noche queriamos hacer algo interesante, y pensamos en hacer la tabla de ouija. Al principio todas ibamos muy decididas pero conforme llegaba la hora más temiamos ese momento. El caso es que a las 21:00 horas salimos del pueblo con las bicis y nos fuimos a un cementerio muy, muy lejano del pueblo que está justo detras de una montaña escalofriante. Cuando llegamos aún no era la hora así que comenzamos a explorar el cementerio.Cogimos las linternas y exploramos las tumbas. En aquel cementerio las tumbas tienen el nombre, la edad y la razon de porque se ha muerto cada persona. Estuvimos leyendo algunas y habian muchas interesantes como casos de asesinatos, suicidios...El caso es que yo tropece con algo que estaba en el suelo. Empecé a cavar y pude ver que era una tumba enterrada y comencé a leer enfocando con la linterna. Aquella tumba era la de un hombre que se llamaba Lucifarto, que tenia 35 añosy en la tumba ponia que la causa de la muerte es que era que se suicidó por que los espíritus se lo mandaron. Lo más sorprendente es que abajo del texto estaba el numero 666. Estaba todo oscuro, estabámos muy asustadas pero aún así quisimos seguir con el reto. Nos pusimos al lado de aquella tumba sacamos la tabla... Invocamos a Lucifarto y nos dijo que nos fueramos y que lo dejaramos en paz. Nosotras no le hicimos caso y seguimos insistiendo, entonces fue cuando nos amenazó de muerte, rompió el vaso, la tabla salio volando... Nosotras bastante asustadas cogimos las bicicletas y nos fuimos, pero vimos que la puerta estaba ¡¡cerrada!! ¿Quién la podria haber cerrado si en ese cementerio los sábadosno hay guardia? El caso es que estabamos aterradas y atrapadas, entonces decidimos saltar. Pero tambien se nos presentaron más obstáculos, pues a mi amiga Yolanda no la dejaba salir. Estábamos ya todas fuera menos ella. No podia salir así que nos fuimos todas a buscar a mi madre y a gente que nos ayudara y a la pobre Yolanda la dejamos sola. Fue un trauma para ella y para todas.El caso es que cuando abrimos entre todos la puerta tampoco podía salir: Entrábamos y saliamos todos, pero ella no podía. Todos estábamos bastante nerviosos hasta que mi madre cogió a mi amiga en brazos y la consiguió sacar de aquella terrible pesadilla.Esta historia salió en el periodico del pueblo, junto a nuestra foto. Desde entonces ni se nos ha ocurrido hacer la ouija ni nos hemos atrevido a acercarnos por aquel cementerio.Cada vez que recordamos esta historia nos entra auténtico terror."

el loco de ciempozuelos

En Ciempozuelos hay un famoso manicomio al cual van a parar individuos de todas partes de España con todo tipo de problemas mentales, algunos de ellos son realmente peligrosos. Un sabado por la tarde corria por el pueblo el rumor de que se habia escapado del manicomio un "loco" de los mas transtornados y peligrosos.
Esa misma noche, una pareja de enamorados de un pueblo vecino y a punto de casarse, se disponia a volver a casa despues de una noche de juerga. A un par de kilometros de su casa el coche se les queda sin gasolina y se detiene en el arcen de la carretera. Despues de estar un tiempo esperando a que alguien les pudiese socorrer sin fortuna, el novio decide acercarse a por una lata de gasolina ya que la gasolinera estaba cerca, quedandose la novia al cuidado de el coche.
Habian pasado ya 2 horas, el novio aun no habia regresado y estaba ya muy nerviosa cuando de repente comienza a escuchar unos sonidos fuertes, secos y entrecortados en el techo del coche, como si lo estuviesen aporreando. Aterrorizada, decide salir corriendo del coche y cuando esta un tanto alejada gira la cabeza y observa que sobre el coche hay una persona dando golpes sobre el techo con una cabeza humana: LA DE SU NOVIO.
A partir de esa noche la chica cayo en una profunda crisis nerviosa que no superó y fue internada en el manicomio, donde aun permanece. Esa misma noche, un par de horas mas tarde, la Guardia civil de Ciempozuelos detuvo al "loco" que se habia escapado con las manos y la ropa completamente empapada en sangre...

Thursday, December 01, 2005

¿Funciona la Magia?

A una amiga le ocurrio lo siguente:
Ella queria ser bruja, utilizar sus "hechizos" para poder ayudar a las personas pero al entrar en una paguina encontro Hechizos magicos y como nadie de su familia sabia o alguna ves habia sido brujo/a por lo cual desidio no decirle a nadie y escribio un correo a la paguina preguntando que si podia ser brujo/a y le contestaron que algunas personas estan predestinadas a serlo y otras no y que para poder ser buena bruja nesecitaba 5 o 7 años de preparacion para lograr ser una bruja mediana pero ella desidio que le tomara mas tiempo y hacerlo solo en vacaciones para no descuidar los estudios pero ya le habia dicho a sus amigos sobre los hechizos por lo cual se quedo hasta tarde aprendiendo sobre piedras, hirbas, etc... pero sabia que no seria suficiente por lo cual desidio decir que no le habian funcionado los hechizos y estubo tratando todas las vacaciones hasta que logro hacer un hechizo pero ese hechizo no les gustaria a sus compañeros ya que
a- Se demoraba mucho
b- era de amor
pero no recordava mas hechizos por lo cual decidio no seguir perdiendo su tiempo pero al volver de las vacasiones habia un muchacho el cual le gusto ya que era misterioso y todo y le extraño que no caminara por el cemento siño que por el pasto o tierra al darse cuenta decidio hacer el hechizo com el tomo un poco de tierra y sembro la semilla de girasol como devia hacerlo y al mismo tiempo que florecia la flor el amor de el iba creciendo pero luego de un tiempo la flor se marchito y asi se marchito la amistad hasta que en el chico no quedo mas que odio asi aprendio que no siempre funcionaba la magia, pasaron los años y una chica le dijo que desde el primer dia que el la habia visto se habia enamorado de ella y ahi se dio cuenta de que no devio haber hecho nada. Hasta hoy en dia ella busca al chico para decirle lo que habia hecho e intentar que la perdonara

Wednesday, November 30, 2005

Visiones

soy alguien bastante conocido en mi barrio, pero no por lo que os voy a contar ahora,que solo lo sabreis vosotros. Hasta hace poco tiempo cualquiera diria que yo era un tipo normal, sin preocupaciones, pero eso no es así. Mi pesadilla empezó una tarde al volver del colegio, estaba agotado y fui derecho a mi habitación con el fin de tumbarme y descansar. A los pocos minutos de echarme oí la voz de mi madre, supuestamente para ir a comer, me limité a lavarme las manos y dirigirme a la cocina. Mi madre se asustó porque llegué repentinamente y dijo que no me esperaba, ¿como no me esperaba si acababa de llamarme? Me extrañé pero no le dí importancia. Empecé a asustarme de verdad cuando todos los dias siguientes a ese seguia escuchando voces que no venian de ningún sitio, las oia en mi cabeza, y siempre era lo mismo, susurraba mi nombre. La voz era femenina y siempre creia que mi madre me llamaba, pero no era así, nadie me llamaba, pero yo lo oia en mi cabeza. Acabé acostumbrandome a eso y cuando parecia que había acabado...una mañana al levantarme y dirigirme a la cocina para desayunar, mientras atravesaba el oscuro salón ví como la puerta de la cocina se abria, pero no se abria ella sola puesto que una mano asomomaba y deslizaba la puerta lentamente. Era blanca y con repugnantes granos rojos. Me asusté y corrí a la habitación de mis padres que todavia dormian, me dijeron que no me preocupara. Seguro que creyeron que se trataba de una pesadilla, pero esa pesadilla me sucedió despierto. Pocos dias despues de esta experiencia tuve que enfrentarme a otra desagradable visión. Mientras revisaba mi correo electrónico me di la vuelta girando en la silla, y cuando la vista alcanzó la puerta del baño por debajo de la puerta asomaba un pie horripilante, como la asquerosa mano, lleno de verrugas rojas. Corrí al baño abrí la puerta y...allí no habia mas que un retrete y la bañera. Permanecí asustado durante mucho tiempo, pero ahí no acababa todo. Una mañana al bajar por el ascensor a la altura del primer piso la luz se apagó y ví como la sombra de un hombre robusto se abalanzaba sobre mí, permanecí ciego hasta llegar al bajo, allí habia una chica que me saludó y mi vecina barriendo la escalera. Desde entonces no ha vuelto a pasarme nada raro, pero ahora que tu lo sabes y que te lo estoy contando no puedo evitar mirar atrás y esperar no encontrar nada EXTRAÑO.Mira hacia atrás.

Tuesday, November 29, 2005

Un Don escalofriante

Nada mas entrar por la puerta del rellano (era una planta baja), noté que evitaba mirar hacía las escaleras. Yo, como todavia no la conocia demasiado, no le pregunté que le pasaba... Una vez traspasamos el rellano y llegamos a la puerta de mi casa, me dí cuenta que hacia gestos extraños con la cabeza. Como si alguien le estuviera hablando y ella no quisiera saber nada. Abrí la puerta, entramos en mi casa, y me pidió que por favor le diera un vaso de agua. Yo, como ya notaba que algo no iba bien (aunque desconocia los motivos reales de su comportamiento), fui a la cocina y le llevé el vaso. La chica se sentó en el sofá del comedor y se tomó el vaso de agua. Tenía la cara bastante pálida y el cuerpo le temblaba levemente. Una vez se lo tomó, y tras esperar unos incómodos segundos de silencio, le pregunté si se encontraba bien. Entonces fue cuando ella me advirtió. Me dijo que tenía un don. Un don (aunque era evidente que mas bien era una pútada) que le permitia ver ciertas cosas. Yo estaba flipando la verdad. No entendia nada. Le dije que fuera un poco mas explícita porque no acababa de entenderla. Entonces fue cuando me comentó lo siguiente... ¿Te suena un tal Ramón? Me preguntó... Yo me quede un poco extrañado y sin pensar demasiado le dije que no, que no me sonaba... Ella continuó preguntándome... El si te conoce a ti. ¿Donde vive tu hermano? Imaginaos la situación. Yo le había hablado muy poco sobre mi familia. Mas bien lo justo y lo típico. Ella sabia que yo tenía un hermano, pero desconocia ni como se llamaba ni donde vivia ni nada de nada. Entonces, y tras estar pensando unos segundos sobre lo que esa chica me estaba diciendo, le pregunté... ¿Quien me conoce y porqué quieres saber donde vive mi hermano? Ella me contestó... Yo no quiero saber donde vive tu hermano. Es él el que lo quiere saber... Yo empecé a perder los nervios... ¿Pero de que coño me estas hablando tia? Tu hermano se llama Jose, ¿verdad? No sé como podía saberlo pero, efectivamente, mi hermano se llama así... En ese mismo instante, me puse algo mas nervioso... Me senté a su lado y le contesté... Si, si se llama Jose. ¿Como lo sabes? A lo que ella contestó... Me lo ha dicho Ramón. El chico que hay en las escaleras... Ahí yo si que empecé a ponerme de los nervios... ¿Pero quien coño es Ramón? ¿De que me hablas? Me estás empezando a asustar... Le pregunté. Dice que está esperando a tu hermano. Que hace tiempo vivia aquí. Y que tu hermano le debe dinero. Imaginad mi cara cuando escuché todo eso... ¿Me puedes explicar que coño está pasando? ¿Quien es ese tal Ramón? ¿Porqué busca a mi hermano? Como sigas así te vas a tener que ir... no me gusta nada toda esta movida que te estás montando... Como es lógico, todo aquello me sonaba tan raro y retorcido, que no queria saber nada mas... Está bien, te lo diré... me comentó mientras dejaba el vaso de agua encima de la mesa... Como te he dicho antes, tengo un don. Un don para ver cosas que la gente normal no puede ver. Antes de que continuara, la interrumpí... Por favor, si esto es una broma, no me hace ni púta gracia... ¿Y sabeis porqué le dije aquello? Porque, mientras ella me estaba contando esa serie de cosas, yo empecé a recordar... No, no es una broma... Es cierto. Puedo ver gente que no ha alcanzado la luz. Bueno... para que me entiendas. Tengo el don de ver a gente que está muerta... Despues de escuchar aquellas palabras, un escalofrio recorrió todo mi cuerpo... El tal Ramón era un amigo de mi hermano. Que se ahorcó cuando yo tenía 9 o 10 años. Era de la misma edad de mi hermano. Vivia en el cuarto 1ª. Al parecer, él y mi hermano estuvieron metidos en ciertas historias que yo, al ser un crio, desconocia totalmente. Entonces, y como el miedo que me invadió era muchísimo mas poderoso que la curiosidad que sentia por saber que es lo que estaba pasando, decidí marcharme de allí enseguida. Me levanté, la cogí de la mano, agarré las llaves de encima de la mesa, y salí de mi casa sin mirar hacía las escaleras. Con muchísima rápidez. Ella, tal y como me estaba comportando, creo que captó que no queria saber nada mas de aquella macabra (pero cierta) historia... Fuimos a la estación de tren de mi pueblo, un lugar bastante transitado... El sitio idóneo para continuar con una conversación de esa índole... Resumiré lo que queda de la historia al máximo... Una vez en la estación, me dio algún que otro detalle mas. La descripción del tal Ramón y poco mas. También me comentó que, mientras salíamos del rellano a toda prisa, le estuvo diciendo cosas. Pero que no lo entendió muy bien. Yo no le insistí mucho sobre el tema. Ya que, una vez ella se largara a su casa (vivía bastante lejos de mi) el que debía volver (a mi casa) era yo. Imaginad la situación. Porque, aunque no fuera cierto lo que me comentaba, el miedo no había ni dios que me lo quitara de encima. Resumiendo, estuvimos en la estación hasta que se hizo de noche y, una vez dejamos el tema en cuestión y pasamos a otros menesteres (la chica estaba de muy buen ver), cogió el tren y se marchó. Estuve sin verla un par de semanas. Me daba mal rollo volver a quedar con ella. Algo bastante lógico después de todo lo que pasó. Durante todo ese tiempo, el entrar y salir de mi casa se tornó en algo sobrecogedor. Evitaba mirar la escalera a toda costa. La sensación de sentirme observado era constante. Os aseguro que no se lo recomiendo a nadie. Eso si, no tuve ningún episodio extraño en aquellas dos semanas... Volví a quedar con ella. Esta vez fui yo quien se trasladó. Nos fuimos a un hotel. Y esta vez, si que llegué a pasar bastante miedo... Cogimos la llave y subimos a la habitación. Entramos, dejamos las cosas por allí y ella se va directamente al baño. Yo me quedo sentado en la cama intentando conectar el televisor. Imaginaos la típica habitación. Todo concentrado. Cama, cuarto de baño, etc... Una vez sale del lavabo, sonriendo y tal (cuando no le pasaban estas cosas era una chica muy dicharachera), la veo que mira hacía donde se encontraba una butaca (estaba en una esquina de la habitación) y se queda totalmente pálida. Le cambió la expresión de golpe. Yo, que ya estaba advertido (por lo de las escaleras y tal) me quedo completamente quieto y sin saber que decir. De repente, comienza a recular hacia atrás y a decir “por favor, por favor, déjeme, yo no, yo no”. El orden no se si es el correcto pero mas o menos fue así. Yo, mientras tanto, presenciando la escena petrificado. En esos momentos pensé; o es una actriz de púta madre o realmente le ocurre algo aterrador. Una deducción muy simple. Como veía que así no me iba a enterar de nada, me levanté y me acerqué para ver que le coño le pasaba. Mientras tanto, ella, seguía reculando hacía atrás. Una vez que se apoyó en la pared que tenía detrás, se tapó la cara y empezó a llorar desesperadamente. Solo hacía que sollozar y decir “por favor no, no, déjeme”. Yo miraba hacía la butaca. Como es lógico, no veía nada pero... notaba algo extraño. Como si hubiese algo. No sé... Un ligero escalofrío. Dejé de mirar y me acerqué a ella. Antes de continuar, todo esto lo relato así, en plan novela, porque es mas fácil de explicar y porque me acuerdo perfectamente de todo. Sigamos... Ella continuaba llorando y diciendo por favor , no, etc... Una vez me acerqué y la toqué, me di cuenta de que estaba temblando de una manera increíble. Aparte de los temblores, sus manos estaban frías. Eran últimos de Mayo, por lo tanto, no era muy normal. Intenté tranquilizarla. Incluso pensé que de un momento a otro se iba a desmayar. O que alguien del hotel iba a picar a la puerta alarmado por sus llantos. Resumiendo... Actué de la misma forma que cuando el incidente de la escalera. Cogí la llave de la habitación, la agarré fuertemente del brazo y la saqué de allí. Cerré la puerta, miré que no hubiese nadie del hotel por el pasillo, la cogí, esta vez de la mano y con mas suavidad, salimos del hotel y nos dirigimos a un parque que había por allí cerca. Imaginaos. Pasearse por un hotel con una tía con la cara pálida y llena de lágrimas. Menos mal que solamente nos vio el de la entrada. Que, por cierto, se me quedó mirando muy raramente. Quizá se pensó algo raro... lógico. Una vez nos sentamos en el parque y mientras yo trataba de tranquilizarla a la vez que miraba por todas partes muerto de vergüenza, se tranquilizó un poco. Estuvo unos cinco o diez minutos totalmente ida. Secándose las lágrimas. Con la mirada perdida. Ahí empecé a sospechar que quizá no esta psicológicamente bien. Resumiendo... Una vez se tranquilizó del todo, me contó que había visto a un hombre mayor. Delgado y con el pelo blanco. Con un traje de color marrón. Con una expresión bastante agria en el rostro y un trozo de algo metálico que le salía de la cabeza. Como si lo tuviese atravesado. Según me comentó, aquel hombre le pedía que lo ayudara. Que no encontraba la salida de no se qué. Que porqué podía verlo. Que si había sido ella quien le había hecho eso. Cada vez con mas insistencia y agresividad. Incluso me dijo que la intentó agredir. ¿Sabéis como? Mediante un mordisco! Hacía gestos como de intentar morderla en la cara! Cuando me dijo eso, yo estaba alucinando. No sabéis el mal rollo que me dio. El solo hecho de imaginarme una situación así, me desbordaba completamente. Estaba realmente acojonado. Resumiendo... Después de estar un buen rato en el parque y en una terraza que había por allí cerca, decidimos volver al hotel. Y pensareis; ¿otra vez a la misma habitación? Y yo os contestaré; no... Mientras ella esperaba en la terraza, yo hablé con el del hotel. Le comenté que un familiar suyo (de ella) había tenido un accidente y que no podíamos quedarnos. Así maté dos pájaros de un tiro. Salir de allí, y justificar los llantos de ella. Gracias a mi mentira, y por lo grave que parecía el asunto que le había contado, nos devolvió el dinero. Imaginaos como tendría yo la cara para que en un hotel te devuelvan la pasta. Y... eso ha sido todo. Buscamos otro hotel y decidimos no hablar mas del tema...

Escondite

Una tarde jugamos tranquilamente en una casa sola al escondite cuando el que contaba salio a buscarnos algo paso, oímos como un grito que venia del sótano rápidamente mis amigos y yo bajamos rápidamente no vimos nada pero de repente yo vi como una silueta rondaba por el sótano así que yo baje revise y mi amigo no estaba estábamos asustados todos nos separamos para buscarlo a él. Al cabo de un rato uno de nosotros grito creía que era una broma de mal gusto que un amigo de nosotros nos la quería echar, pero atrás mío sentía unos pasos y una sombra que se acercaba, rápidamente voltee para ver y no había nadie salí corriendo pero cuando subí alguien estaba en el sótano gritando mi nombre me apresure a buscar a uno de mis amigos pero no encontré a nadie solo encontré sangre en la alfombra y el reloj de Claudia amiga desde primer grado fui al baño y de nuevo vi la silueta que se acercaba a mi y cargaba un cuchillo en la mano gritando que me iba a matar.a sus pies vi el cadáver de mi amiga me apresure a la puerta pero estaba trancada mientras que veía como la silueta se acercaba cada vez mas trate de empujar la puerta pero al verme mis manos cubiertas de sangre me desmaye y lo único que recuerdo es ver visto el rostro de la silueta cubierta de sangre y en las manos los cuchillos mientras que en su interior podía escuchar los gritos de mis amigos por sus vidasLes cuento esta historia 5 años después de haber salido del psiquiátrico donde estaba internada no se porque pero de ser por .loca no es pero les digo la silueta era horrible nunca entren en una casa donde no haya nadie no vaya a ser que corran con la misma suerte
Analay

Extraño ser

El siguiente hecho que voy a relatar es completamente verdadero, si alguno de los lectores poné en duda esto les pido que ese abstenga de leerlo. Bueno, mi nombre es Gastón y lo acontecido no me ha sucedido ami sino que a una de mis mejores amigas. Su nombre prefiero dejarlo en el anonimato. Mi amiga vive en una casa, en donde la parte delantera es la casa de sus abuelos y atrás, en el fondo del patio esta su casa donde convive con su madre, hermana y hermano. Recuerda ella ahora, despues de diez años, algunos sucesos que luego logró atar con lo que paso en estos dias. Resulta ser que en la sala de estar de la casa de sus abuelos, hay una pared que da exactamente al frente de una perciana que a su vez da a la calle, en la vereda de en frente hay varrios terrenos valdios y alguna que otra consruccion sin terminar, es un barrio que no esta completamente poblado, con calles de tierra. En esta pared, se podia ver el reflejo de las luveces de la calle cuando la perciana es dejada entreabierta, como es de esperar, pero lo raro fue, que cierta vez, en esa pared, comenzo a aparecer la sombra de una persona, al parecer un hombre, como si alguien estubiese parado del lado de afuera de la calle. Lo extraño fue que al fijarse afuera, no estaba dicha persona. Esto ocurio una y otra vez, hasta que de aquella pared colgaron un crusifijo y la extraña sombra dejo de aparecer. Tambien por aquellas épocas, su madre habia ido una tarde de compras al supermercado y trajo entre otras cosas, varios paquetes de masitas que venian envueltos en una bolsa entre si. Ese dia su madre les dijo que no comieran las masitas hasta el proximo dia. Por la noche, luego de que todos se acostaron, mi amiga comenzo a sentir ruidos por la cocina, unos pasos, y seguidamente escucho como la bolsa de las masitas era abierta. Penso para sus interiores que sus hermanos menores estaban desobedeciendo a su madre y comiendo las masitas. Como este ruido continuaba al rato se escucho la voz de su madre que decia: ¿que andan haciendo? a lo que ella respondio (mi amiga), son los chicos, que se estan comiendo las masitas. En un tono un tanto acusador. La sorpresa fue que al decir ella esto, se escucho desde el cuarto de los chicos, nosotros no somos, con voz de susto...y al instante las frasadas de los niños les fueron quitadas y quedaron completamente destapados, sin que alla nadie alli.De estos hechos pasaron ya diez años exactos. En la casa del fondo, donde vive mi amiga con sus hermanos y madre por las noches comenzó a escucharse muchos ruidos, como si afuera se estubiese desatndo una gran tormenta, las puertas se golpeaban, las cosas se caian, se oian pasos y no dejaban descansar a la familia en paz. Por estos dias, mi amiga no estaba durmiendo en esa casa, ya que por lo general acostumbra a dormir en la casa de sus abuelos. Su madre y hermanos le contaban lo que por las noches ocurría, pero ella no le dio mayor atencion. Ocurrio una vez, otra vez, hasta que la situacion llegó a un punto critico, una noche estando su hermano acostado en la cama, comenzo a sentir pasos que se dirigian hacia el pasillo, pasos como de botas y de un momento para el otro sintio que unas manos comenzaban a aplastarle su cara contra la almohada, por suerte fue solo unos instantes, al segundo que se sintio libre, vio como las cuerdas de su guitarra eran tocadas por una mano invisible y de un portazo se cerro la puerta de su cuarto. El se levanto corriedo como tratando de perseguir aquellos pasos que escucho como en un momento se metian al baño, el al intentar abrir la puerta, sintio como si alguien del lado de adentro se lo impidiera. Todo esto se lo contaron a mi amiga al dia siguiente, y estando hablando ella con una amiga, le aconsejo que tratara de hablar con el ser ese que se encontraba habitando su casa, que le preguntara quien era, que queria. Asi que aquella noche mi amiga decidio ir a dormir con su madre y hermanos, que se reunieron todos juntos en la pieza de la madre, esperando que este ser hiciera su aparicion. En detrminado momento, su madre comenzo a sentir un extraño miedo, cosa que sentia siempre antes de que se comenzaran a escuchar lso ruidos. Por lo que a mi amiga respondio intentando comunicarse con este ser. Ellos tienen un pequeño perrito, que en ese momento estaba en brazos de su madre. Mi amiga le pregunto quien era, y se empezaron a escuchar los ruidos, ella sintio mucha curiosidad, porque al ver al perrito, noto que este se habia puesto muy inquieto y estaba mirando un lugar fijo y les dijo, miren como esta mirando el perro, que miraba para su lado, esta mirando para aca, pero no me mira ami, mira a mi lado. Y cuando ella se dio vuelta para mirar hacia su costado, recivio un intenso soplido en su cara, como si alguien se lo propiciara, una persona. Despues de esto, mi amiga creyo completamente la historia de su familia, que en algun momento lo tomo como una tonteria, y exactamente al otro dia llamaron a un cura para que visitara su hogar. El cura entro a la casa y sintio una extraña recencia, noto que algo malo exisitia allí. Bendicio toda la casa y tiro agua vendita, en ese momento comenzaron los ruidos por lo que al cura respondio bendiciendo mas aún la casa. Desde esa vez no han vuelto a sentir molestias por las noches, pero de vez en cuando...siempre alguen extraño sonido sin procedencia aparente les roba el sueño. Como si alguien continuara aun, desde algun lugar de la casa vigilandolos todas las noches. Esto es todo lo que tenia para contarles, se que existen muchos casos mas como este y sus motivos pueden ser muchisimos, solo les aconsejo que no intenten comunicarse con seres del "otro lado" ya que nuestro Dios nos lo prohibe, y nunca sabes con que te puedes encontrar en aquellos oscuros reinados. Saludos y muchas gracias.

Cazadores de Sueños

Cuando uno experimenta situaciones en las cuales la razón puede fácilmente ser confundida y nuestra mente se ve inmersa en una confusión que nos hace pensar que somos un puñado de locos, es ahí cuando la oscuridad disfrazada de ángel de luz nos invita a pasear en el medio del jardín de lo desconocido...La historia que voy a relatar no es un invento mío, mucho menos persigo obtener la aceptación de los lectores, de hecho por tres largos años he intentado hablar lo menos posible de esto, mas considero que en algo puedo contribuir para evitar que otros incautos caigan en mi mismo error.Permítame presentarme amigo lector, mi nombre es Alberto, y dejémoslo en Alberto nada más porque no interesan más datos sobre mí, excepto aquellos esenciales para armar mi relato. Retomando el tema, todo empezó hace tres años, mientras aún cursaba el colegio, tenía 18 años y estaba frecuentemente inmerso en depresiones irracionales y sin fundamento (típico adolescente). Trataba de encontrar algo de paz, armonía para mi vida y sencillamente no podía o no quería hacerlo, muy dentro de mí había algo que creaba conflictos internos bastante graves que a menudo, estallaban en grandes acontecimientos de rebeldía con mis padres o peleas callejeras.Una noche, sumido en una soledad extrema, llegué a mi casa y como de costumbre eché llave a mi cuarto; cerré las cortinas y puse algo de rock a muy alto volumen (esto me relajaba) y empecé a gritar como loco y a lanzar puñetazos a la pared.Exhausto, me senté al filo de mi cama y encendí la lámpara de noche. De pronto me sobrecogió una tristeza terrible y pronto empecé a llorar. Muchos hechos tristes acompañaron mi vida, y la muerte para mí jamás fue ajena, pues en varias ocasiones mis seres queridos han muerto frente a mis ojos y a veces, sin siquiera poder despedirme de ellos.Mientras estaba llorando y reprochando muchas cosas a Dios, se abrió la puerta y un hombre esbelto vestido de negro, con el rostro cubierto entró y se sentó junto a mí.¿Por qué lloras si ya sabes que tu vida apesta y que nadie te quiere?, estas solo y vacío- Dijo el hombre con voz brusca y bastante gruesa.¡Déjame en paz, por qué has venido a atormentarme más de lo que ya estoy, pretendes acaso volverme loco, aléjate de mi!- Le respondí.No es necesario que te ofusques, he venido a livianar tu carga, sólo necesito que me entregues todos tus sentimientos, todo tu corazón; a cambio yo te daré la fortaleza que necesitas para dejar de sufrir y para enfrentarte a cualquiera que pretenda hacerte daño- Dijo suavemente el hombre.Estaba tan enojado conmigo mismo (sin razón alguna) que no tomé muy en serio las palabras de aquel sujeto y cansado de escucharlo, apresuradamente dije:Bien, Bien, he escuchado suficiente y no me interesa seguir escuchando, vete de mi vida!!El sujeto con tono burlón me dijo: He niño! Y que dices de mi propuesta aceptas o no?Estaba yo demasiado confundido y enojado que poco recordaba en ese momento lo que había expuesto aquel personaje.De acuerdo, si eso quieres para dejarme tranquilo, haz lo que te plazca!!Sonriendo me dijo: No te arrepentirás te lo apuesto, ya nos vimos antes, nos veremos después. Y tal como vino se fue...De repente me desperté recostado boca arriba en mi cama, las cortinas cerradas y la radio encendida; pensé que todo había sido un sueño y no tomé en cuenta el asunto.Pasaron algunas semanas y en el transcurso, mi carácter y genio empezaron a cambiar... Muchas veces hice llorar a mi madre por la manera en que la insultaba, tuve peleas de puños con mi hermano e incluso, disfrutaba haciendo infelices a las personas, especialmente a las mujeres. Tan divinas las mujeres!! Inocentes, cándidas y dóciles, esperando desde pequeñas a su príncipe azul; soñando con su primer beso de amor. JAJA... en ese entonces eso me parecía una estupidez y me alegraba tanto destrozar las ilusiones de muchas jovencitas que ciegamente confiaban en mis palabras de poeta decadente.Aprovechando que soy un chico simpático y de buen convencimiento de palabra, me dediqué a enamorar a muchachas para luego destrozar sus ilusiones con maldades (no detallaré esto para que las damas lectoras no se ofendan). Para ser preciso, nunca me interesó meramente el sexo en esas relaciones (rara vez ocurrió), mas bien, mi afán era el conseguir su confianza, su amor, que me cuenten sus sueños, expectativas y todo aquello que hace que el alma se mantenga viva.¿Por qué se preguntará el lector?. Sólo diré que como los vampiros se deleitan bebiendo de la sangre hasta dejar los cuerpos de sus víctimas secos, yo era un engendro que me deleitaba robando los sueños de aquellas inocentes almas hasta dejar sus almas SECAS.Una tarde llegué a mi casa un viernes luego del colegio, mi madre me recibió con una sonrisa y me preguntó cómo iba en el colegio; sin razón alguna me molesté con ella y le propicié una sarta de insultos que lo único que recuerdo era verla llorar. MI hermano, presenciando el suceso quiso detenerme mas de un puñetazo lo aparté de mi. Lo golpeé con tal fuerza que salió despedido unos 4 metros (sin ser yo una persona robusta) y riéndome a carcajadas me iba retirando hacia mi cuarto, cuando mirándome él a los ojos me dijo: ¡Eres un monstruo!En ese momento no sé que pasó pero algo reaccionó dentro de mi y empecé a llorar, pedí disculpas porque no sabía lo que estaba haciendo (y en realidad no me había dado cuenta de mi comportamiento sino hasta ese día) y abrazando a mi madre y a mi hermano continué llorando como un bebé.De regreso a mi cuarto, me quedé dormido y al despertar había una figura (que yo conocía muy bien) que estaba escondida entre las sombras de la pared y del clóset. Pero esta vez, su aparición fue espeluznante; sus ojos eran rojos y su sonrisa estaba marcada por dientes afilados cubiertos de sangre (al menos a mí me pareció sangre).Sonriendo me dijo: Buen trabajo, eres un excelente chico, escogí bien, seguro no me recuerdas?; te diré que nos vimos antes, hace mucho, yacías en tu cuarto dormido; si bien recuerdo tenías 5años cuando mi aliento te despertó y te asustaste tanto al verme que del miedo olvidaste todo este tiempo aquel suceso. Soy Belcebú y esta vez eres mío y nadie, absolutamente nadie podrá detener el avance de tu mal; tu corazón está corrompido, es mío y ningún sentimiento de amor cabe en él.En ese momento me invadió el pánico y recordé todo ese acontecimiento, y era verdad, a los 5 años de edad lo vi, y nadie creyó en mis palabras, nadie quiso escuchar a un niño de 5 años asustado, que mojaba la cama desde que a menudo era visitado por entes del infierno; que dormía abrazando sus peluches esperando que aquel león de felpa asustase al demonio, esperando que un ángel llegase a salvarme...¡Dios cuánto lloraba por las noches mientras veía sombras danzar en la oscuridad!!!!Muerto de miedo cerré mis ojos y corrí hacia la puerta, el demonio se adelanto y se puso enfrente y me dijo: A donde vas?? Mira el sitio que he predestinado para ti mi buen muchacho.Extendió sus brazos y de pronto desaparecieron las paredes y miré la aridez del infierno (pues estaba tan seco y desierto), su cielo oscuro iluminado por las flamas de sus cráteres y fuego salía de entre las grietas del suelo. No se de donde saqué fe y dije: Por favor Dios ayúdame a salir de aquí...De pronto pude ver la perilla de la puerta de mi dormitorio y de milagro pude salir y mientras corría hacia la sala de mi casa, escuchaba en mi interior una risa macabra y una voz que decía: Vivo en ti, soy lo que tu eres hoy; soy tu pesadilla y sabes qué: ¡No estás dormido!!!Toda esa semana estuvo de pie en mi dormitorio y era yo dominado por la oscuridad que tomé costumbre de verlo a menudo; mientras dormía y al despertar. Mas con el primer rayo de luz que alumbraba la penumbra donde se hallaba, el demonio desaparecía...Era un lunes cuando salí desesperado a buscar un poco de refugio espiritual, encontré una iglesia y hablé con el cura, el escuchó mi relato y juntos rezamos para liberar mi alma; de hecho pedimos una forma para evitar que mi corazón pierda completamente su capacidad de sentir.Salí algo aliviado, mas al llegar a mi casa, él seguía ahí. Me dijo: Vengo por ti y hoy vendrás conmigo.Yo respondí: No puedes puesto que aún mi corazón no es tuyo... Sonriendo me dijo: ¡Muchacho listo! No juegues conmigo porque morirías. Y se alejó, no lo vi por un mes más o menos.Al día siguiente, estaba en el colegio, durante el receso fui a comprar un refresco y al darme la vuelta, me encontré con una chica tan hermosa, quedando preso inmediatamente de sus ojos. Pronto me gané su amistad y luego fuimos novios; llegué a quererla mucho, mas la felicidad no me duró.Habían momentos que sentía mi corazón explotar en una desesperación terrible, vivía un conflicto interno como si las ganas de vivir y amar se batieran en lucha tremenda con el mal y el demonio en persona...Desesperado, enojado y a veces con ganas de suicidarme, busqué ayuda con un ministro religioso que, luego de varias sesiones de liberación pudo ayudarme a sacar el mal de mi alma (no fue un exorcismo pues no estaba poseído sino más bien oprimido por el demonio). Durante un mes más o menos escapé de morir varias veces, incluso casi muero atropellado por un taxi y forzosamente me vi inmerso en una pelea en la que perdí a mi mejor amigo...Las razones de esto me fueron explicadas, el demonio si no tiene un pacto de sangre como constancia de que el alma de una persona le fue ofrecida, no puede actuar directamente para apoderarse de ella, sino que hace lo posible para hacer que esa persona muera...Afortunadamente no le ofrecí mi sangre esa noche, Belcebú es buen negociante, pero a veces se equivoca. Otra ventaja fue que pude enamorarme y así evitar que mi corazón pierda su capacidad de sentir, amé a esta chica demasiado, tanto que el amor fue más grande que el odio sembrado; gracias a ella y a ese amor que despertó en mí, puedo escribir esta historia hoy.Lamentablemente no tuve un final feliz, perdí a esta chica en un accidente de tránsito, aún la extraño y lloro su ausencia; lo bueno es que jamás volví a ver a aquel personaje que se llamó a sí mismo como el príncipe de los demonios, sin embargo se que por las noches me siento vigilado, incluso ahora mientras me dirijo a usted querido lector. Entre las tinieblas y sombras de mi casa muchas veces se que hay alguien que no muestra su rostro pero que sabe quien soy y que probablemente sepa quien es usted.Un consejo, tenga cuidado cuando sueñe y tenga cuidado con lo que desea, no haga juramentos ni pactos a la ligera; viva del amor y muera por él si es necesario, pero nunca deje que la oscuridad se apodere de su corazón y que sus temores gobiernen su vida. Estoy seguro que Belcebú debe andar aún por ahí buscando jóvenes incautos y sin anhelos para reclutarlos para ser sus próximos cazadores de sueños.Como dice el libro de Job en el antiguo testamento: “Y le dijo Dios a Satanás: De donde vienes?, Respondiendo el diablo le dijo: De rodear la tierra y andar por ella...”No importa si me cree o no, solo tenga cuidado, a mí me pasó y de milagro estoy aquí para contarle.Buenas noches.Dedicado a Elena: Nunca olvides cuanto te amé y cuanto te amo, lo mucho que significas aún después de muerta.”Pero, yo siendo pobre sólo tenía mis sueños. Puse mis sueños bajo tus pies; una huella débil porque tu dejaste una huella en mis sueños.

El Patio

Veníamos de la feria y siempre dormimos en la terraza que hay en la planta de arriba porque está al aire libre, se pueden ver las estrellas y corre bastante airecito.Mis abuelos estaban dormidos en su habitación que da abajo al lado del salón, y mis padres en una de las 4 habitaciones que hay arriba.Eran las 2:00 de la mañana y acababamos de hacer las camas, cuando al meternos dentro de las mantas se escucharon los pájaros que tiene mi abuelo al lado del pozo; yo me asomé a verlos porque me parecía extraño, podía haberse colado algún gato y romper algo, pero mi vista no alcanzaba a verlo desde la barandilla, pues hay una especie de tajadillo y oculta parte del patio.Yo no iba a bajar ni de coña, el patio está totalmente a oscuras y es muy grande, además hay demasiadas macetas para andar a oscuras y no iba a encender la luz porque despertaría a mis abuelos, asique lo dejé pasar.La sorpresa fue cuando los pájaros volvieron a revolotear en su jaula con mayor fuerza...yo pensaba que se iban a caer las jaulas de la fuerza con la que se movian y de repente una serie de macetas en efecto dominó se empezarón a caer y a romperse con una fuerza que hicieron que me sobresaltase y que mi novia pegase un pequeño grito.Inquietos esperamos a que mis abuelos encendieran la luz para haber lo que había pasado, o que mis padres se lavantaran para ver lo ocurrido, pero no le dieron importancia y nadie se levantó.A la mañana siguiente les contamos que si había sido un gato quien había roto las macetas, y eso explicaría el comportamiento de los pájaros, pero nadie había escuchado nada y lo mejor de todo es que no había ninguna maceta rota, ni nada volcado...solo había alpiste tirado en el suelo por el revoloteo de los pájaros.Cada vez que lo recordamos no podemos evitar darle vueltas...fue tan impactante.
Lo que os voy a contar es una cosa que no se lo desearía ni a mi mayor enemigo.Todo sucedió en un día de primavera, ese día lo tendré grabado en la mente mientras viva, bueno sin dilatarme os lo cuento.Llego el fin de semana mis padres alquilaron una casa de campo es decir un fin de semana en el campo, todos estábamos deseando de ir, el viernes nos pusimos en camino un camino largo además total que llegamos, nada mas ver la casa me entraron escalofríos eso no era una casa si no algo muy raro no se entramos mi madre nos repartió las habitaciones a mi y a mi hermana pequeña.A mi me toco la mas lejana de todas porque claro mi hermana tenia que estar cerca de ellos como es lógico, una vez situados en cada habitación nos hizo una cena ligerita comimos y nos fuimos a dormir porque estábamos agotados(bueno quien pudo dormir). Nada mas escuchar el sonido de la puerta cerrarse fue sobrecogedor no se que hora seria pero era ya bastante tarde, el sueño se iba apoderando de mi pero al borde de dormirme escuche algo raro como si se tratase de pasos pero no me podía imaginar lo que oía porque el suelo era de baldosas y aquello sonaba como si andase alguien sobre madera, mis ojos se desorbitaron del miedo que tenia me tape hasta arriba y el sonido se oía aun mas cerca de la puerta de mi habitación hasta que de pronto dejo de sonar pues mas terror tenia, no quería mirar ni a la puerta estaba asado de calor decidí sacar la cabeza mire hacia la puerta y no se veía nada.Paso un rato y no se volvió a escuchar absolutamente nada pensé que seria mi imaginación por el temor a ese lugar, cuando mas me estaba tranquilizando sentí girar el pomo de la puerta yo me decía”esto no puede ser no puede estar pasando”, por milésimas de segundos pensé en mi madre que podría ser ella, la puerta comenzó a abrirse tan lentamente que parecía una eternidad, solo por ver a mi madre pero no era ella apareció la silueta de una niña pensé que era mi hermana. En la oscuridad solo podía distinguir la silueta la llamè y no me contestaba entonces mis labios se sellaron mi cuerpo se quedo rígido, la silueta se acerco muy lentamente a los pies de mi cama se quedo mirándome un rato no se cuanto exactamente pero fue una eternidad se giró muy lentamente hacia la ventana y se dirigió a ella, al llegar a su altura se paro y levanto el brazo señalando algo, y como un relámpago salio y cerro la puerta de la habitación no podía mas empecé a gritar como un desesperado, llego mis padres para ver que me pasaba se lo dije, no se lo creían pero mi cara les convenció era tal el terror que tenia que nos fuimos esa misma noche, al día siguiente me tuvo que llevar a un psicólogo y aun a día de hoy sigo teniendo que ir alguna que otra vez.

Noche en el Cementerio

Hace pocos años, hubo un cura en mi pueblo al que le gustaba bajar todas las noches de los sabados al cementerio a invocar a los espiritus. Yo entonces tenía 13 años. A mis amigos y a mi nos gustaba contemplarle desde un mirador que había a 500 metros escasos.Una noche fría de últimos de Noviembre, estabamos allí solo 6 chicos, entre ellos yo, a esperar a que el cura, que por cierto se llama Jose Antonio, bajara. Y, el reloj de la iglesia dio las once de la noche.Apareció entonces Jose Antonio, abrigado con su sotana negra y una bufanda. Llevaba consigo, como era de costumbre, un farol de los antiguos de los que iban con gasolina.-¡Buenas noches, Jose Antonio!-le gritamos.-Buenas noches chavalesÉl bajó y abrió la siniestra verja y entró. Se adentró en lo más oscuro del cementerio. Cuando ya estaba casi en el final, se le apagó el farol y se quedo a oscuras.Nosotros discutiamos que si debiamos bajar a ayudarle a salir, porque ese cementerio de noche a oscuras es un laberinto. Mientras discutiamos, el cura salio del cementerio con el farol otra vez encendido.-¡Que tio!-exlamó uno de mis amigosCuando de nuevo paso por nuestro lado, le volvimos a desear buenas noches, pero esta vez no nos contesto. Llevaba la cara tapada con una capucha. Al día siguiente, bajamos para ver lo que había dejado por allí, porque siempre dejaba alguna sorpresilla.Pero esta vez nos encontramos un SORPRESON.Al lado de una tumba que estaba partida en dos, estaba el cura tirado con su farol al lado y roto. Estaba helado de frío, pero vivo. Llamamos una ambulancia que le llevó al hospital de inmediato. Una semana después, aquellos seis fuimos a visitarle al hospital. Él me agarró de la mano y, con pánico reflejado en su pálida cara, nos dijo:-¡Le vi salir de la tumba y tirarme el farol al suelo! ¡Me dijo que era un enviado de Satanas y me desmalle!Nos recorrió un escalofrío por el cuerpo. ¿Quien sería aquello que vimos subir con capucha?

El Sueño

Todo comienza un día en el que yo venia llegando del colegio muy cansada por todo lo que tuvimos que hacer ese día justamente lunes. Me sentí extraña todo el día pero a la vez tranquila y relajada. bueno para hacer el relato mas corto llego la noche, esa sensación continuaba y en un profundo sueño placentero (por ese momento) soñé lo peor que una persona a mi juicio puede soñar..."mi mejor amigo y ex pololo se moría en un accidente no recuerdo en que pero el es biker (practica piruetas en bicicleta)y yo estaba ahí mismo y no podía hacer nada por el ya que todo era demasiado rápido como accidente agonizacion y muerte inmediata" desperté de súbito con lagrimas en mis ojos y muy exaltada...mi cuerpo sudaba helado y mi habitación se encontraba mas fría de lo común, sentí miedo angustia y muchas cosas mas pero era tan real que ese era mi miedo...lo real del sueño.Al otro día me encontré a mi amigo en el colegio y me dio miedo contarle el sueño ya que me marco el resto de la noche y del día. Esta de mas decir que no me concentre en nada ese día y pensé solo en el sueño y en Felipe...mi amigo.Llego la noche, sentí miedo de volver a soñar lo mismo ¡¡¡que creen!!! volví a soñar lo mismo pero esta vez yo incluida también nuevamente en el sueño pero esta vez fue todo aclarándose poco a poco (soñé con él el resto de la semana) y cada vez el sueño se hacia mas claro y preciso y todo se explicaba detalladamente un día moría, al otro día se mostraba cómo, luego porque moría y así el resto de la semana...no quise decirle nada en toda la semana por miedo al sueño que pudo con migo por completo, toda una semana asustada sugestionada y cosas así...creo que ahí estuvo el error al no decirle lo que soñé pues con hablar hubiese evitado una de las peores cosas que me han pasado en mi vida...la muerte de mi mejor amigo y el pololo que mas quise...fue en el fin de semana en el primer campeonato nacional que el tenia y se dio un fuerte golpe en la cabeza y murió inmediatamente...según sus amigos lo que pedía era que me entregaran una carta que estaba en su closet que iba dirigida a mi...al leerla me decía algo así: nunca deje de quererte como hombre y que se arrepentía de haberme fallado como pololo, que hubiese querido casarse con migo y haber estado juntos hasta viejitos. Eso me partió el alma. Nunca e dejado de ir a verlo a su nicho puesto que aunque suene increíble tengo un hijo de el no lo supe hasta dos semanas de su muerte...este es el regalo mas bello que pudo haberme dejado Felipe...un hijo que llame igual que el...ya han pasado mas de tres años mi hijo sabe como paso todo sabe que es lo que le pasó a su padre y yo con solo 21 años aun siento el no haberle dicho todo lo que sentía por el...no e dejado de amarlo...ni jamás lo haré es por eso que les aconsejo que jamás dejen de decirle a la gente que quieren cuanto es que los aman...porque de un día para otro pueden perderlos y habrán perdido a su vez la oportunidad de sentir decir un te quiero un te amo.Eso seria todo.

Algunos podemos verlos

Mi madre me contó una historia que no he podido olvidar jamás...Era verano del 67´ y dormía con mi hermana en la misma habitación pero en camas separadas. Mi hermana siempre ha tenido mucho miedo y yo me reía de ella. Una noche cualquiera me pedió que durmiéramos juntas porque tenía miedo, y yo la dije que no sin más y bajé a la planta de abajo a por un vaso de agua, cuando volví a la habitación y vi la cara de mi hermana se me cayó el vaso rompiéndose en mil pedazos...mi hermana estaba blanca, tiritando y salía vaho de su boca, no podía creer lo que estaba pasando y mi reacción fue ir corriendo a abrazarla porque pensaba que se desmayaba; cuando estaba entre mis brazos yo la dije: -"No pasa nada, tranquila" y ella me contestó en un susurro, -" no te muevas... nos está mirando, está ahí de pie". Me giré de inmediato y no vi nada, ella me dijo que era el tío Manuel y yo me quedé helada, y solo pude decir...pero si está muerto (le mataron en un coto de caza y tiraron su cadáver a un zarzal).Al ver que mi hermana no reaccionaba me metí en su cama, la abracé y la dije: - "no le mires, deja que se vaya".A la mañana siguiente nada más llegar mis padres y sentir que entraban en casa les gritamos para que subieran. Les contamos todo lo que pasó entre lágrimas y sobresaltadas, y mi madre dijo: - Vale, vale...tranquilas, calmaos un poquito; bajó las escaleras y habló con un hombre que se decía que hablaba con los muertos, ese hombre llegó por la tarde y nada más entrar dijo unas palabras que se me marcaron de por vida...- "en esta casa una niña de 9 años necesita ayuda"...se trataba de mi hermana, era increíble, difícil de creer, pero acertó y escuchamos con atención sus palabras contándonos todo lo que teníamos que hacer.A la mañana siguiente seguimos las instrucciones al pie de la letra: Salimos de madrugada a la calle a recitar unas palabras que no recuerdo bien, sé que comentaban algo de Nuestro señor Jesucristo pero no lo recuerdo exactamente. La cosa iba de tal forma que cuando salías de la casas recitabas la oración dando pequeños pasos y cuando volvías a entrar en la casa terminabas la oración entrando con el mismo pié que habías salido, y de esta manera durante nueve días completabas la novena...y así fue como mi hermana dejó de ver esas cosas.Desde ese día no me he vuelto a reír de todo este pequeño mundillo, porque sé que están ahí, y algunos podemos verlos.

1 2 y 1 y yo

Mi nombre es lo de menos , tengo ahora 47 años y hace unos 20 años atrás trabaje de vigilante jurado en un hospital de Bizkaia, trabajábamos a turnos, esa semana me toco el turno de noche ,de 22:00 hasta las 6:00 horas de la mañana, cubríamos el turno tres vigilantes, 2 de ellos hacían la ronda por el exterior y el interior del hospital y a mí me tocaba en base, que era una habitación donde nos cambiábamos ,comíamos y descansábamos de vez en cuando, desde aquí controlabas los pasos de los otros compañeros a atraves de los transmisores que cada uno llevábamos y de esta forma nos organizábamos.2:00- 1 a base estoy en el sótano en vestuario de enfermería ,esta la puerta abierta , no hay luz y creo a ver oído algo.YO- espera 1 mando a 2 y echáis un vistazo juntos.1- no hace falta llevo linterna solo será un momento.YO- Mantenme informado.1- Ok2:20-YO- 1 aquí base,¿alguna novedad?-----silencio---YO-1 aquí base ¿me escuchas?------silencio-----YO-Base a 2 , 1 esta en enfermería y lleva 20 minutos sin darme ninguna novedad, date una vuelta por allí.2-De acuerdo2:35- Base estoy en vestuarios, pero la puerta esta cerrada y no tengo llave, tal vez allá resuelto el tema.YO-El tema es que no lo localizo, sube a la planta 10 y haz la ronda hacía abajo yo la haré desde abajo hacía arriba.2-De acuerdo.3:05- Nos encontramos en la plata cuatro sin rastro de 1.-este espabilado se ha pirado a el bar o a casa,(risas).YO- voy a pedir las llaves de vestuarios y echamos un vistazo.3:20-Abrimos la puerta la luz funciona y aparentemente todo esta en orden.3:40-YO-base a 1, ¿donde estas?-----silencio----4:00-Yo-Base a 2 ¿sabes algo de 1?2- sin novedad, no le veo por ningún lado, he preguntado al personal si lo han visto y nadie sabe nada.Ya me estaba preocupando el tema y no quería encontrarme con el relevo de las 6:00 y este sin aparecer y encima a ponerle la cara.5:30-Comienzan a llegar los del turno de las 6:00, les comento lo de 1 y todo queda en risas al principio, pero como responsable debía informar a la empresa de lo sucedido y así lo hice hable con mí jefe y le comunique lo sucedido, me comento que tomaría cartas en el asunto y que ya se encargaría él.15:30-estaba en lo más profundo del sueño cuando mí madre me despierta para pasarme una llamada de la empresa.Empresa-Hemos intentado localizar a 1 y no le encontramos por ningún lado, por su casa dice su mujer que no a aparecido hoy, vamos a llamar a la policía por lo que intenta estar localizado.YO-De acuerdo.La comida ya no me sentó también como otros días, estaba nervioso por si algo le había sucedido a 1 y desaparecer en esas condiciones no es que seria muy normal.20:30-Me llaman desde el hospital es mi jefe, me comenta que entre mas pronto al servicio, esta la policía y quiere hacerme unas preguntas.21:15-llego al hospital y veo un par de coches de la policía, noto un cosquilleo en el estomago, tal vez le hayan encontrado de cualquier forma, no quiero pensar en nada solo quiero que esto acabe.Allí se encuentra 2 al cual le están interrogando.YO-Buenas noches ¿alguna novedad?Jefe-seguimos sin saber nada es como si la tierra se lo habría tragado, ahora te van hacer unas preguntas la policía.Después de un interrogatorio mas bien corto ya que tampoco había que contar gran cosa los agentes me facilitaron un numero de telefono para ponernos en contacto si sabíamos de alguna novedad.Jefe- viene un nuevo compañero para cubrir a 1 esta noche.YO-de acuerdo.23.30-todo parece volver a su cauce y de nuevo nos encontramos realizando nuestras rondas.Eso si parece que yo y 2 somos reacios a ir a los sótanos.2:00,nos encontramos en base los tres tomando un café y comentando todavía lo sucedido, cuando de pronto suena mi transmisor como si alguien intentaría comunicarse.De nuevo un chasquido y esta vez con una voz clara y reconocible.-1 a base todo en orden.En un principio todo era confuso, era la voz de 1 contestando como si no hubiera sucedido nada.YO-Base a 1 ¿dónde coño estas?1-ya te he dicho que en vestuarios, sin novedad.Me levante e invite a mis compañeros a que me siguieran.Llegamos a vestuarios y nos encontramos con la puerta cerrada.Yo-Base a 1 ¿donde estas ahora?1-En vestuarios joder.YO-ya vale de bromas tienes a todo dios desconcertado y buscándote y tu con bromitas, abre la puerta.----silencio----Yo- 1 ya vale de brom.. de repente un gran golpe sonó detrás de la puerta es como si la hubieran golpeado con una maza.La verdad es que los nervios estaban empezando a hacer mella y las piernas casi no las podía mantener en pie.YO-quedaros aquí voy a pedir las llaves.Una faena no tener las llaves de todo el centro hospitalario pero hay zonas como vestuarios de médicos y enfermería a la cual no tenemos acceso.YO-¿nada?2- no se ha vuelto a oír nada.Abro con mas miedo que ganas y total oscuridad.¿dónde esta el interruptor?Me giro hacía mis compañeros y me encuentro con los dos mirando perplejos hacia en fondo de la habitación.YO-¿que coño pasa?Vuelvo a mirar hacia la habitación y nada, espera, una silueta en el fondo sentada en un banco ,el cuerpo se me paraliza las piernas se me quedan clavadas en el suelo y soy incapaz de reaccionar por momentos, no se como pero encuentro el interruptor doy la luz y la silueta desaparece, mi mente esta confusa no se si he visto algo realmente o ha sido tan solo mala jugada de la cabeza por los nervios.YO-que demonios era eso.. Miro hacia atrás pero me encuentro solo, ninguno de mis compañeros se encuentran allí, corro como puedo y salgo de allí tan pronto como pueden mis piernas.Llego a base y me encuentro a mis compañeros sentados desconcertados.YO-que demonios os pasa, me dejáis allí solo con toda la movida, ¿qué habéis visto?2- no se , mas que ver, era una sensación de angustia un olor repugnante un frió que me recorría toda la columna vertebral, yo lo siento pero me voy de aquí.YO-no me jodais, esperar al turno1y2- ni hablar lo siento pero no puedo estar un minuto mas aquí.Hasta las 5:30 que comenzaron a llegar el nuevo turno no salí de base, di parte de la marcha de mis compañeros, pero no supe que poner para explicar lo sucedido.A partir de aquel día deje la empresa, de mis compañeros no volví a saber mas y de 1 solo se que sigue en paradero desconocido y no se ha vuelto a saber nada más.

El Armario por a.p frost

Lo siguiente que voy a relatar me ocurrió cuando tenía 8 o 9 años. Y la verdad es que lo recuerdo como si fuera ayer... Era verano. Y es un dato a tener muy en cuanto por lo que a continuación relataré... Estaba en la torre que mi familia tenía en una urbanización. En Massanet de la selva (Girona). La torre estaba un tanto apartada del resto de las que había por allí. Rodeada de bastante terreno y abundante bosque. Quien haya estado por aquella zona sabrá que tipo de vegetación hay. La verdad es que por la noche imponía bastante el asomarte por la ventana y ver que a tu alrededor solo veías árboles e infinidad de sombras... No me desviaré del tema porque lo que me sucedió no fue en el exterior... Era ya bastante tarde. Sino recuerdo mal eran mas de medianoche. Recuerdo que estaba con mis primos, todos mas pequeños que yo, en la habitación que se encontraba al final del pasillo. Allí nos solían meter (teóricamente, a aquellas horas, debíamos estar dormidos) a los niños mientras los mayores se quedaban a charlar o jugar a las cartas. Pues bien, aquella noche, mis primos y un servidor, montamos bastante alboroto en la habitación y, como yo era el mayor, me tocó cargar con las culpas. Y, como era de esperar, mi tío me castigó. El castigo consistió en trasladarme de la habitación de los niños, a la habitación de mis tíos. Los dueños de la torre. La habitación se hallaba justo al lado. Si la de los niños estaba al final del pasillo, la de mis tíos se encontraba a mano derecha de éste. En un lateral. No sé si me he explicado. En fin, sigamos... Yo no estaba muy de acuerdo con el castigo pero, con la edad que tenía, no tenía otra opción que cumplirlo. Mi tío me sacó con muy malas formas, todo sea dicho, y me metió en su cuarto. Me dijo que me tumbara encima de la cama de matrimonio y que me durmiera que ya vendrían a buscarme. Ni siquiera se molestó en cubrirme con la sabana. Ni en dejarme la luz encendida. Me dejo allí tumbado en medio de la oscuridad. Sin nada con lo que poder cubrirme. Cerró la puerta y se fue. Nada mas ver como se cerraba la puerta y me quedaba completamente solo en aquel lugar, empecé a pasar miedo. Muchísimo miedo. Cuando mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, y con la única ayuda de un tenue halo de luz que iluminaba tímidamente el lugar, el terror se hizo mas agobiante ya que, lo único que veía eran extrañas sombras por todas partes. Y esto no era debido a ningún fenómeno sobrenatural, sino a la aclimatación que experimenta el ojo humano después de unos segundos en contacto con la oscuridad... Rígido como nunca lo he estado a causa del temor que sentía. Tumbado sobre la cama. En posición casi mortuoria. Sin nada con lo que cubrirme ya que no me atrevía a mover un músculo. Moviendo nerviosamente los ojos para todas partes. Intentando controlar las sombras. Empezó mi calvario... No recuerda bien el tiempo que estuve así pero se me hizo eterno. Y os puedo asegurar que no estaba dormido ni tenía intención de hacerlo. El miedo no me lo permitía. Era completamente imposible poder relajarme en el estado que me encontraba. Seguro que muchos de vosotros sabéis a lo que me refiero... Habrían pasado unos veinte minutos. Aproximadamente... El terror te hace perder la percepción de las cosas. Cuando, de pronto, se abre lentamente la puerta de la habitación. La alegría que me inundó en ese instante fue de la misma intensidad, que el terrible terror que se apoderó de mi en cuanto presencié lo siguiente... Una vez la puerta se abrió totalmente, y cuando mi alegría todavía estaba latente a causa del inminente levantamiento del castigo (creía que mi tío se había apiadado de mi y venia a buscarme), apareció "aquello"... Recordad que estaba a oscuras. Mis ojos se había acostumbrado a la oscuridad pero todavía les costaba distinguir lo que presenciaban entre las sombras... Solamente tenía como guía en la oscuridad, los leves destellos que se colaban por entre las persianas... Os aseguro que, ahora que lo estoy recordando, no puedo evitar que se me ponga la piel de gallina... "Aquello" que se encontraba en el umbral de la puerta, apunto de adentrarse en la habitación de mis tíos, era una mezcla entre una niña de mi edad, y una anciana... Me explico... Imaginaos el cuerpo de una niña de unos 7 u 8 años, con los achaques propios de una persona de unos 80... Diferenciar algo entre las sombras es muy complicado. Puedes equivocarte fácilmente y ver cosas donde no las hay. El caso es que la descripción era mas o menos así... Al principio, y pese a que aquella silueta no se correspondía con nadie que yo hubiera visto antes (tíos, primos etc...), pensé que podía tratarse de alguien conocido... Pero... antes de que pudiera articular palabra, "aquello" que hasta ese instante había permanecido estático bajo el umbral de la puerta, comenzó a moverse muy lentamente... Os aseguro que en cuanto presencié el tipo de movimientos con los que se trasladaba hacía el interior de la habitación, deseché inmediatamente la teoría de que pudiera tratarse de alguien de mi familia. La silueta era del todo fantasmagórica. Y que conste que no estoy utilizando el recurso fantasmal por el tema en cuestión, sino por lo escalofriante de sus movimientos y de lo acongojante de su apariencia. Aquella cosa fue avanzando muy lenta y trabajosamente. Cuando ya hubo traspasado el umbral de la puerta en su totalidad, se dio la vuelta a base de costosos movimientos. Y cuando digo costosos, me refiero a un tipo de movimiento propio de una persona de muy avanzada edad. Otro detalle que le otorgaba un aspecto mas aterrador que el que ostentaba ya de por sí, era su blanquecino (o eso es lo que la tímida luz me mostraba) color y lo desmadejado de su cabellera. Una despeinada melena que cubría su desconocido rostro (menos mal que no pude verlo) y una especie de camisón que le llegaba hasta los tobillos. Antes de continuar con el relato...No, no era la niña de "The Ring". En aquella época todavía no se había estrenado la película... Mi imaginación no podía basarse en un personaje del celuloide que, probablemente, todavía no había sido creado...Prosigamos...Una vez cerró la puerta, un tiránico frío apareció de la nada. Apoderándose del lugar. Fue como si entrara en una cámara frigorífica. No recuerdo haber pasado tanto frío en mi vida. Contando que era verano, no era nada normal... Teniendo en cuenta como me encontraba a causa de lo que estaba padeciendo (no os lo podéis imaginar), castigado por aquel intenso frío, totalmente agarrotado por el miedo... aquella cosa, una vez había cerrado la puerta, volvió a darse la vuelta... Insisto... mediante lastimosos movimientos, se encaminó hacia el armario que se hallaba situado justo enfrente de la cama en la cual estaba tumbado. Imaginaos, yo tumbado en la cama (ni que decir como estaba de aterrorizado), la entrada de la habitación justo enfrente de la mesita de noche que había al lado de la cama (obviamente de matrimonio), y el susodicho armario algo escorado a la derecha. No sé si me he explicado... Yo, desde donde estaba situado, veía la entrada de la habitación ligeramente hacia la izquierda. A unos metros mas o menos de donde acababa la cama. Y el armario estaba a mano derecha de la entrada. Justo enfrente de la cama... Resumiendo... Aquella silueta fue desplazándose muy lentamente hacia el armario y, una vez llegó a la altura de las puertas, las abrió (con el consiguiente e irritante chirriar resonando y acompañando el movimiento de apertura) y se introdujo dentro... Cerró la puerta y allí permaneció escondida... En ese mismo instante, solo recuerdo que no podía moverme de lo aterrorizado que estaba, y que mi único fin era el vigilar que aquel armario no volviera a abrirse de nuevo... Después de un rato, no sabría precisar cuanto, volvió a abrirse la puerta de la habitación... Esta vez si que se trataba de mi tía. Se acercó a la cama encendió la luz de la mesita de noche y me preguntó porqué no estaba durmiendo... Al parecer, habían pasado cuatro horas desde que me encerraron allí... Yo no le contesté. No podía articular palabra. Supongo que mi tía pensó que le estaba tomando el pelo. Me sacó de la cama y me llevó a la habitación de los niños... El tiempo que transcurrió entre que me metieron en la habitación hasta que me “rescataron” de allí, fue considerablemente extenso. Imaginad la de cosas que pasaron por mi mente durante aquellas cuatro eternas y terroríficas horas de vigilia... Anhelando con todas mis fuerzas que aquella cosa no saliera del armario...Y no, no fue un sueño... Nunca en los sueños se puede llegar a recordar tan inequívocamente algo como lo que me aconteció...Y esto, algo resumido en su última parte, ha sido todo.. Os puedo asegurar que es completamente cierto...

Un Exorsismo

yo os escribo este relato, nací en Rumania, soy de Transilvania, aunque ahora vivo en España, tengo 17 años. De pequeño solía ir cada mes a casa de mis abuelos (Vidolm, Transilvania) el cual era un sitio verdaderamente misterioso y a la vez bello. Mis abuelos me contaron que en Vidolm y en otras comarcas de al lado ocurrieron cosas muy extrañas, como por ejemplo la transformaciones de los hombres lobo "Varcolaci" en rumano, y muchísimos casos de exorcismos y posesiones. La historia de aquel lugar era conocida por muchísimas personas de todo el pais.Las visitas a casa de mis abuelos eran normales en las que no ocurrian nada, pero aquel dia de 1997 iba a ser el peor dia de mi vida.Estabamos yo, mi hetrmana, mis primos y mi tio, que por aquel entonces eramos pequeños. Nos dirigíamos a la iglesia como cada domingo por la mañana. Por el camino hablabamos de los misterios que rondan la zona sin tener ni idea de lo que iba a suceder en nuestra iglesia.Al llegar, como siempre todos nosotros, los que antes he nombrado, nos quedabamos por fuera de la iglesia, es decir, por los alrededores. Por alli solo habian tumbas, nada importante, como cualquier iglesia rumana. Me acuerdo muy bien de aquel momento: "Hey, habeis escuchado eso?", dijo mi tio.Nosotros, la primera vez no lo oímos pero la segunda vez si. Era una especie de grito, pero muy raro. La iglesia tenia unas ventanillas arriba del todo y por ahi oímos aquellos gritos.La primera vez pensamos que alguien se hubiera caido, asi que no le hicimos caso. Mi hermana estaba muy asustada porque habiamos hablado antes de misterios y ese tipo de cosas...Mi tio se fue a ver lo que pasaba, y cuando llegó no tardó ni un segundo en volver asustado y llamandonos rápido. Cuando entramos en la iglesia se escucharon dos voces: mujer y hombre. Al principio no habia visto lo que pasaba pero al rato me asome delante y ví que ¡sólo habia una mujer! que estaba hablando con dos voces. Me entró el pánico, pero por suerte mi madre esaba atras sentada. Corrí rapido a ella, me senté a su lado y la agarré fuertemente del brazo y me quedé mirando a la mujer rara. Mis primos tambien se sentaron por alli atras pero ellos no estaban asustados porque ya habian visto esas cosas antes. Mi hermana estaba atras con mi abuela agarrándola del brazo. Me acuerdo muy bien de haber mirado atras y ver la cara de mi hermana: estaba pálida y muerta de miedo. Mi hermana se quedó unos cuantos segundos con la boca abierta y luego empezó a llorar diciendo a la abuela que la sacara de alli. Mi abuela se la llevó para casa. Yo me quedé mirando junto a mi madre y a mis primos , pero eso si: aterrorizado, en mi vida habia sudado tanto, y ni siquiera hacia calor.El caso es que la mujer estaba gritando al cura, insultandole, escupiendole, tirandose del pelo, hablando con dos voces, era espeluznante. Cuando el cura se acercaba con la cruz, parecia salir mas voces de su interior, parecia un coro, pero un coro del infierno. Tambien cuando se acercaba con el agua bendita, le tiraba agua bendita y ¡salía humo!, algo parecido a la pelicula de "El exorcista", pero sin efectos especiales, ademas no era ficcion, era todo verdad.Despues de todo esto, el cura le gritó una frase de nosequé y la mujer se calló. Despues unos hombres (2 o 3) la cogieron y la pusieron en una silla de ruedas llevándosela fuera.Os digo que lo que te imaginas ahora en este momento no es nada comparado con lo que yo he visto.Ese dia no lo olvidaré jamas.Desde entonces empezé a sentir curiosidad por los misterios y lo paranormal.Os advierto que ver un ritual de exorcismo en directo y real no es buena cosa, que digamos.En todo caso os agradezco muchisimo por haber gastado vuestro tiempo en leer mi relato.Gracias.

La Precencia por xk

Estaba durmiendo cuando un pequeño ruido me despertó...al principio no sabía lo que era, pero me di cuenta que eran pasos que se acercaban a mi cama. No quise desvelarme del todo, ni siquiera abrir los ojos pues daba por echo que era mi padre o mi hermana que habían entrado un momento para a lo mejor coger algo de mi habitación.Lo raro empezó cuando aquellos pasos no terminaban nunca...todo el rato los escuchaba y empezé a tener miedo...cuando tuve esta sensación los pasos empezaron a sentirse cada vez más cerca de mi cama y cada vez más cerca hasta que derrepente ya no se escucharon.Yo dejé de respirar durante un buen rato, todabía seguía de espaldas a la puerta de mi habitación y ahora si que no me iba a darme la vuelta...no podía, estaba aterrado, no podía girarme, estaba agarrotado en esa postura.Todabía no había acabado la cosa...empezé a respirar muy hondo y me dí cuenta de que no podía respirar más despacío del pánico que sentía...saber que a mis espaldas había algo y me aterraba. Por un momento no escuché nada, solo mi respiración...que no dejaba de ser profunda y fue entonces cuando escuché una segunda respiración, es decir, yo respiraba y cuando soltaba el aire escuchaba como alguien soltaba también el aire...ya no sabía si me estaba "emparanoiando", pero lo comprobé cuando dejé de respirar por un momento....DIOS MIO...aquella respiración la sentía, había alguien a mis espaldas...esa extraña respiración la empezaba a sentir cada vez más cerca de mí, cada vez más cerca hasta que pude apreciar el aire en mi oído....SUS LABIOS ESTABAN PEGADOS A MI OREJA...y un grito salió de mi boca que hizo girarme. Estube un instante sentado, incorporado en la cama esperando a que mis padres se levantasen asustados por el grito que había lanzado, pero nadie abrió mi puerta....nadi me había escuchado...ERA IMPOSIBLE, jamás había gritado con tanta fuerza.....toqué mi oreja y estaba casi congelada, me dolía del frío...fué la experiencia más aterradora que he tenido en mi vida...y ahora que la cuento no puedo evitar soltar una lagrima.

Nueve veses Veronica

Esto es justo lo que nunca debes hacer: ponerte frente al espejo y repetir nueve veces seguidas el nombre de Veronica. No serías el primero que se rie al conocer esta historia, que lleva circulando por el mundo desde hace varias décadas. Muchos antes que tu han pensado que se trataba de un cuento chino y se han burlado, pero otras personas aseguran que quienes no han hecho caso de la advertencia y han aceptado el desafí­o, han cargado con una maldición terrible. ¿Quien es Veronica? O mejor dicho: ¿quien era? Se trataba de una chica de 14 años que, estando en el pueblo con sus amigos, hizo espiritismo en una casa abandonada. Todo el mundo sabe que es algo tremendamente peligroso y que jamás debe tomarse como un juego. Ella no siguió las reglas de los fantasmas, se burló durante toda la invocación y una silla que había en la habitación cobró vida y la golpeó mortalmente en la cabeza. Sin embargo, Verónica aun no descansa en paz. Su espi­ritu esta condenado y vaga buscando venganza entre aquellos que no saben respetar el Mas Alla¡, como le sucedía a ella en la vida real. Ana era una chica de la edad de Verónica que conoció la leyenda en su instituto. Sus amigos la picaron, diciendole que no se atrevía a decir \'Veronica\' nueve veces ante el espejo. A ella le daba miedo, pero venció su terror porque le avergonzaba quedar mal ante todo el mundo. Una compañera fue a los servicios de esa planta del instituto para comprobar, entre risas, si cumplía la prueba. Lo hizo, no paso nada y el grupo lo olvidó enseguida. Menos Ana. Para ella la auténtica pesadilla comenzó esa misma noche. Estaba en la cama, cuando un sonido la despertó. No se trataba de un estrépito, sino de una especie de susurro indescifrable que oía cerca de la nuca, mientras sentía como si alguien respirara en su cuello. Aterrada, se levantó y encendió la luz. Alli­ solo estaba ella. A pesar de eso, no pudo dormir en toda la noche. Al diía siguiente, no se atrevió a contarselo a nadie. Estaba muerta de miedo, y en medio de la clase tuvo que salir al servicio para mojarse la cara y despejarse. Pero cuando entró al baño, hací­a mucho frí­o (como estaban en invierno no le dió importancia) y una capa de vaho cubría el espejo. Ana lo limpió con la mano para comprobar horrorizada que tras ella habí­a una chica que no había visto jamás, con una expresión de espanto y sangre en la cabeza. Fue solo un instante. Cuando se volvió a mirar, ya no habí­a nadie. Ana rió nerviosamente, pensando que todo era fruto de su imaginación, los nervios y el cansancio. Sin embargo, cuando se volvió hacia el espejo vio algo que la dejo helada. Al borrarse el vaho una frase habi­a permanecido escrita: \'Soy Verónica. No debiste invitarme a volver\'. Ana no pudo soportarlo. Hoy pasa sus dias encerrada en un manicomio, y solo habla para jurar y perjurar que el fantasma de Verónica la sigue atormentando.

Sunday, November 27, 2005

El ex-orfanato por medianoche

Hola, Mi nombre es Sebastián, soy de Mallorca (España) y os contaré una corta historia que realmente me sucedió. Todo empezó cuando una compañera del trabajo me contó una vez, tocando el tema de los espíritus ovnis etc... que un familiar suyo trabajaba en unos grandes almacenes muy famosos pero que no voy a mencionar aquí, su familiar era una de las chicas de la limpieza y su jornada empezaba a las 22:00 cuando aquel almacén ya había cerrado.
Entre las chicas se comentaba que aquellos grandes almacenes antes, muy antes fueron una vez un orfanato y que en los pisos 3 y 4 (actualmente la planta de deportes y la de ocio electrónico) se escuchaban a niños llorar, pero si se supone que el establecimiento estaba cerrado...quien seguía ahí? ninguna chica de las que trabajaban ahí osaba ir sola a limpiar en alguna de las dos plantas, así que siempre iban acompañada de un segurata, bién, esto nada más quedó en una historia que me contó aquella compañera.
Bastantes meses después, yo, que frecuentaba esos almacenes me dirigía a altas horas (20:00) al piso 4 a ver las novedades de ordenadores, cuando de repente iba por las escaleras mecánicas y antes de llegar al piso las luces de ahí comenzaron a atenuarse y bajar de intensidad, quedando el lugar parcialmente oscuro, no le di mucha importancia, pero al llegar al final de la escalera oí muy tímidamente la voz de aproximadamente tres niños llorando, miré a mi alrededor y solo vi a dos ancianos y una madre acompañada de su hijo de unos 8 años aproximadamente, empecé a preguntarme de donde salieron esos llantos, de aquel niño no pudo ser...y no habían más niños, esto me hizo recordar la estremecedora historia que me contó mi compañera. Las luces ya volvían a funcionar correctamente y no se escuchó nada más, pero no fue una agradable experiencia y decidí ir otro día a ver los ordenadores.
No pretendo que me creáis ni mucho menos, pero hay cosas que escapan a cualquier lógica..y creo que esta es una de ellas…

Mi Abuelo por s.s.s.

Hola a todos , desde hace mucho quería escribirles mi historia; soy originaria de la cd. de México. Comenzaré por decirles que no sólo me ha ocurrido a mi ,también a mis padres y a mi hermano. Mis abuelos paternos murieron antes de que mi hermano y yo naciéramos, pero eso no quiere decir que no los conozcamos ni que se hayan alejado de nosotros; mi abuela se llamaba Elena, murió cuando mi papa tenía cerca de 4 años y mi tío tenía 3 meses de nacido; mi papa nos platicó que a el se le apareció mi abuela en diferentes ocasiones, esto ocurrió hasta los 14 años de edad, me cuenta que en una ocasión que fue al baño la vio venir hacia a él, se dio cuenta que sus pies no tocaban el suelo ,el salio corriendo hacia la casa, gritando, esa fue la primera vez que le tuvo miedo y la última vez que la vio. Más adelante, cuando murió mi abuelo ( mi papa ya tenía mas de 20 años) visitaba a mi papa por las noches, dice que podía sentir como se acostaba junto a él y le besaba la mejilla, mi mama nos ha dicho que ella lo único que ha sentido es que alguien se sienta a su lado sobre la cama. en 1989 mis padres tuvieron una fuerte discusión, lo que provocó que se separaran, en ese entonces yo tenía seis años y sólo conocía a mi abuela por un retrato que esta en el cuarto de mis papás, cuando mis papás se separaron yo fui la más afectada, un día mientras estaba de visita con mi papá, me puse a llorar, miré el retrato de mi abuela y, ella me sonrió y escuché un susurro que me decía: \" no te preocupes todo estará bien \", se lo comenté a mi papá y él creyó en mi. Años más tarde me enfermé, y volví a escuchar ese susurro, pero esta vez vino acompañada de una caricia.
El retrato de mi abuela es muy especial, pues es una pintura, pero lo que lo hace realmente especial es que claramente se ven sobre el cristal sus lágrimas , no importa cuantas veces limpies el cristal, las lágrimas nunca se van.
En la recamara de mi hermano, por las noches se escucha como rasguñan la pared, eso no es todo, mi hermano nos ha comentado que en repetidas ocasiones, en las noches se despierta porque siente la presencia de una persona, y cuando mira hacia la puerta , ahí se encuentra recargado mi abuelo, le sonríe y le dice que duerma en paz porque él lo está cuidando.
Cuando estamos todos en la planta baja de la casa, en el techo se escucha el rebote de una canica, y en las noches se escucha en la recamara de mis papás como si estuvieran arrastrando un sillón en la casa de al lado, en esa casa vive una de mis tías, ella dice que escucha ese mismo sonido , pero que proviene de mi casa; ahora tengo 23 años y estoy 6 años residiendo en la ciudad de Tijuana, mi casa de México está sola, por las mañanas uno de mis tíos, da consultas médicas ahí, así que decidieron que viviera ahí un amigo de uno de mis primos, lo cual a mi me molestó mucho , por que no nos avisaron, además de que se estaba quedando en mi recamara, una noche me puse a hablar con mis abuelos como en muchas ocasiones lo he hecho ( ellos no me responden sólo me escuchan), les pedí que por favor lo asustaran para que se saliera de la casa, días después platiqué con el amigo de mi primo y le pregunté que si no le había ocurrido nada extraño en la casa, y me respondió que por las noches se escuchaba como alguien subía las escaleras, yo me sorprendí, porque nosotros nunca habíamos escuchado eso, además de que no creí que mi petición fuera respondida.
Perdonen si no doy grandes detalles de lo que nos ha sucedido, pero este relato no es para causarles miedo, si no para que se den cuenta de que no todos los espíritus son malos, o están aquí porque tienen algún asunto, también están para protegernos, para mi abuela, es mi ángel de la guarda, y mi abuelo es el de mi hermano, se que es egoísta de mi parte el pedirles que no se alejen de nosotros, pero yo no los conocí, y me reconforta saber que están a nuestro lado, yo tengo la idea de que ellos viven en nuestra casa, pero aun con la distancia entre la cd. de México y Tijuana. Ellos no se apartan de nosotros, cada noche , antes de dormir, les envío un beso…

la Luz por Pedro

Esto que a continuación voy a contaros, es real, tan real como la vida misma, tan incomprensible como los actos mezquinos que los humanos realizamos unos contra otros, contra la naturaleza, y contra nosotros mismos.
Siempre he estado ligado al mundo espiritual desde que mi abuela me enseñó a rezar con el padre nuestro, soy católico, y no soy practicante (mi familia si), considero que se ha interpretado mal el mensaje de Cristo, tan mal, que opino que alguien debe venir, un enviado divino, para restaurar el orden respecto a las enseñanzas transmitidas por Jesús, olvidémonos de finales apocalípticos, el único final que vendrá será cuando venga dicha ente, para transformarnos nuestros espíritus, en definitiva, para ayudarnos a evolucionar, pero eso del fin del mundo...no es verídico.
Soy español, vivo en España, nací en 1985, ahora tengo 20 años, y la historia que voy a relataros, me sucedió cuando tenia aproximadamente 9-10 años, muchas cosas extrañas suceden a mi alrededor, a mi madre y mi abuela, también, pero yo os voy a contar una mía, la que llevo toda mi vida intentando comprender, y no hallo respuesta alguna.
Estaba durmiendo en mi casa, en mi habitación, habitación que ha sido testigo de grandes momentos de oración, que no son propios de un niño, y que siempre he realizado, sin saber porqué. Repentinamente, sentí mucho calor, y mucho frío, y así sucesivamente hasta que adquirí una temperatura estable en mi cuerpo, y al abrir mis ojos, vi mi habitación de un tono enrojecido, la lámpara se movía de un lado a otro, como si hubiera viento por todas partes, comencé a asustarme, y al mirar al techo vi algo maravilloso y a la vez escalofriante, una luz de un color blanco brillante, un color indescriptible, un color mágico, que me cautivó.
La luz comenzó a descender hacia mi cara, y me estremecí, el pavor se apoderó de mi, y giré la cabeza hacia un lado de la cama, así pues la luz se marchó hacia el techo, pero volví a mirar y de nuevo bajó, pero seguí rechazándola, y subía otra vez, era una luz que flotaba, y yo quería llamar a mi madre, pero no podía chillar, estaba como inmóvil a causa del pánico. La luz bajó de nuevo, y a pesar de que no la miraba, seguía al lado de mi cara, sentí su fuerza, pero al final conseguí llamar a mi madre, no paré de llamarla hasta que vino, y al llegar, ella se quedó en la puerta de mi habitación y me preguntó que me pasaba, y entonces comprendí que ella no veía lo que yo estaba viendo, así que la dije que quería ir al baño, y me dijo, que venga, que entonces para que la llamaba, así que a pesar del miedo de mi interior, me levanté de la cama, y al llegar hasta donde estaba mi madre, la dije que me esperara en la puerta y que no pasara a mi habitación, así lo hizo, cuando volví del baño, esperaba que todo hubiera terminado, pero aún seguía y le dije a mi madre que me acompañara hasta la cama. La lámpara se movía con más fuerza al entrar mi madre, así que estuvo a punto de golpearla en la cabeza, así que empujé a mi madre para que no le diera, y se enfadó conmigo, yo la increpé preguntándola que si no veía que la lámpara se movía, y me dijo, que no, que no veía nada, que me acostara ya y dejara de decir tonterías, y así lo hice, pero en el momento en que mi madre se sentó en la cama, todo volvió a la normalidad.
Llevo toda mi vida preguntándome que fue eso, de quien procedía, a quien le intereso tanto, extraterrestres, Dios, Belial, si alguien puede ayudarme, mi agradecimiento será eterno para ayudarme dejen un comentario

Señora Rosa por Carlos Punk

Esto es una historia real, le ocurrió a mi tía en el día de su boda. Yo por aquel entonces tenía unos cinco años. Como decía, mi tía se iba a casar y ese día se había preparado una fiesta por todo lo alto, todos estaban invitados. La boda se celebraría en Huanuco, Perú, donde vivía el todavía novio de mi tía.
A la boda no podía faltar la mejor amiga de mi tía, Rosa, desde siempre paraban juntas, de acá para allá, y no podía faltar al importante acontecimiento.
Rosa no conocía Huanuco así que mi tía le dio las señas. A las 10:00 pm Rosa llamó a mi tía diciéndole que ya estaba en camino, que había tomado un taxi y no tardaría en llegar. Pero pasaron las horas, mi tía estaba preocupada por su querida amiga y ya eran las doce de la noche.
Cuando ya estaban todos medio mareados, menos mi tía, llamaron a la puerta, era Rosa, pero venía sangrando y con el cuerpo lleno de heridas y rasguños. Todos mostraron preocupación y asombro, mi tía, muy preocupada le preguntó, que le había ocurrido, que porque estaba así, Rosa le contestó que había sufrido un grave accidente en el taxi, habían chocado frontalmente, pero que ella estaba bien, que no se preocuparan y que ayudaran al chofer, porque estaba malherido y atrapado en el carro.
La mayoría de los presentes fueron a socorrer al taxista, Rosa iba junto a mi tía, pero en un momento de descuido la perdió de vista, no le dio mucha importancia, pues ella le había dicho que se encontraba bien.
Al llegar al lugar del accidente, el mundo se les cayó encima, no habían palabras para describir lo que estaban viendo en esos momentos, sí, el taxista estaba malherido, algunos lo socorrieron instintivamente, pero mi tía y la mayoría de la gente se quedaron paralizados, Rosa yacía muerta al lado del automóvil…
Como decía mi tía, Rosa no podía faltar en mi boda…

El Cuidador por Rosa Ivette

Cuentan que en el año de 1910 en la cuadra donde actualmente vivo había una gran cochera de buses interprovinciales. Una pareja de ancianos eran los dueños de este lugar, ellos habían contratado a un señor de unos 40 años para que cuidase la cuadra por las noches; pues nadie está libre de un robo. Dicen los ancianos que una noche, así de la nada éste cuidador apareció muerto, nadie sabe hasta el momento que fue lo que pasó pero el cuerpo apareció en la puerta principal, mientras que la cabeza flotaba en el inodoro del lugar, no hubo huellas de sangre, solo esos dos rastros.
Pasados unos años demolieron la cochera y construyeron casas, mi abuelo compró una allí pero da la casualidad que el lugar donde encontraron al cuidador está ubicado justo al lado de mi casa, son muchas las noches en que escuchamos cadenas, a veces tocan las guitarras que tenemos en un cuarto, hemos escuchado pasos, gritos, en algunas ocasiones algo nos a empujado, se han movido diversas cosas de la cocina pero bueno, ya estamos acostumbrados a todos estos hechos. Los que no se acostumbran son mis vecinos, ellos no pueden aguantar estar ni un minuto parados en mi casa, no entiendo porque.
Apartado de mi casa, en mi cuadra, hay como una especie de fantasma que ronda por las noches, mis amigos y yo lo vimos un día, del miedo que tuvimos no emitimos ningún ruido y quizás fue por eso que el espíritu pasó de largo.
No se que es lo que habita en mi barrio y en mi casa, pero sea lo que sea, estoy fascinada por eso.

Saturday, November 26, 2005

La Mona Lisa

Las hipótesis sobre la identidad de la modelo son tantas, como opiniones. Isabella D´Este, que reinaba en Mantua, una amante de Juliá¡n de Médicis, una amante del propio Leonardo, una mujer universal idealizada, un adolescente vestido de mujer. Hay hasta quien ha llegado a manifestar que pueda tratarse de un autorretrato del propio Leonardo. No hay ninguna prueba fidedigna de la real identidad de la dama representada por Leonardo en su Obra. Las vicisitudes del cuadro a lo largo de su histroria, son más propias de una novela policiaca que de una Obra de Arte.
La otra versión de este cuadro es que fue durante su segunda estancia en Florencia cuando Leonardo pintó su Mona Lisa. Pese a que había rechazado varios requerimientos de Isabela d'Este para que le hiciera un retrato, Leonardo trabajaba a escondidas en el retrato de la joven esposa de un mercader Florentino. Era una bella dama con las cejas finamente depiladas, llamada Madonna o Mona, Lisa del Giocondo.
La Gioconda fue adquirida por Francisco I, posteriormente fue conservada en Versalles durante el reinado de Luis XIV. Desde la Restauración estuvo siempre en el
Louvre, donde ha sido admirada y copiada por innumerables artistas.

muñecas

«Yo me acuerdo de una que oí cuando estaba chico, como por el 85 o por ahí. Era de que los muñecos de los pitufos eran satánicos y de noche asesinaban a sus dueños. ¿Alguien más lo escuchó?»
«Yo también la escuche por ese tiempo. Entonces, sí, tal parece que se trató de una niña que tenía uno de estos juguetes, los pitufos, y en las noches estos muñecos cobraban vida y la rasguñaban toda. En la mañana, cuando se despertaba, los padres de la joven asustada no sabían qué hacer. Después tuvo que venir un cura a bendecir la casa y sintió la presencia de ellos, así que mandó a los padres a que quemaran los muñecos . Te puedo asegurar, y no es mentira, que esto se debe no sólo al muñeco, sino a lo que representa el muñeco en sí. Verás, en mi casa cuando era joven teníamos unas estatuas de muñecas, de éstas que sus ojos se cierran y abren con el movimiento que uno les proporciona. Bueno, también se sintió la presencia en su mirada penetrante, esa mirada que te indica, como en la Mona Lisa, que te mira así donde tú vayas... Bueno, en mi casa siempre pasan cosas extrañas, y una de éstas era producida por estas muñecas; por suerte, nos deshicimos de éstas guardándolas en unas cajetas, pero siempre me quedé con la duda, asustado en la noche. No fue hasta después de un tiempo que me deshice de ella: las mandé a unas personas en el Darién, pero creo que estas historias no terminarán hasta deshacernos de todas ellas. Me di cuenta de que las muñecas o estos juguetes son como frascos vacíos, que uno los llena de energías: éstas pueden ser positivas o negativas. Por su composición y estructura, tienden a recoger maldad. Algunos llegan a niveles extremos, hasta apoderarse de estos juguetes formas etéreas, demonios, etc. Los trolls, las muñecas de porcelana, los indiecitos de plástico, todos estos objetos (¡ah, y claro, los pitufos!)... Tengan cuidado, los niños son, a través de sus energías, los que corren más peligro de ser afectados, ya que el niño y el juguete se retroalimentan. Cuidado, sáquenlos, quémenlos, pero tengan mucho cuidado por si su forma es fuerte y consistente: puedes tener hasta un Chuky.»
«Bueno, yo no sé si esto cae dentro de la categoría de una leyenda urbana, pero fue algo que vi una vez y me pareció un poco raro. Hace un par de años una prima de mi mamá nos invitó a ella, mi prima y mis hermanos a pasar un fin de semana en Taboga. Nos la pasamos todo el día en la playa y en la tarde, cuando regresamos a la casa para bañarnos, me dijeron que a mí me tocaba dormir en un cuarto con mi prima mientras mi mamá dormía con mis dos hermanos en otro. Cuando entré al cuarto, frente a la puerta había un mueble (como un gavetero grande) y arriba tenía una muñeca de ésas de antes que parecían de verdad. Lo que me pareció raro es que la muñeca estaba sentada mirando hacia la esquina, como si estuviera castigada. Salimos a pasear y después se fue la luz, así que regresamos a la casa disque a dormir, pero mi prima se fue a una fiesta a una parte de la isla que sí tenía luz, dejándome a mí solo en el cuarto. Yo sólo sé que me acosté mirando a la pared y me cubrí la cabeza con la almohada y la sábana y que esa noche no pude dormir nada. Hasta el día de hoy no sé qué significaba eso de la muñeca mirando a la pared.»

la curva

Cuenta la leyenda que la curva de Torreseca está encantada. Todo esto comenzó una noche lluviosa. Más o menos a las 11:45 de la noche se dirigían una pareja de recién casados en viaje de novios hacia un destino indefinido. La felicidad de los dos se palpaba en el ambiente; aunque la seguridad del muchacho ante el volante era indiscutible, la chica le preguntó:
—¿No crees que vas muy deprisa? —¡No! —dijo él—. ¡Vamos, voy a setenta! —Sí, pero está lloviendo —replicó ella, cada vez más inquieta. —No te preocupes...
Justo después de decir estas palabras, el coche patinó; se deslizó por la carretera y se despeñó por un barranquillo al pie de una curva muy cerrada; los dos amantes, marido y mujer, murieron en el acto.
Un año después, un hombre que viajaba por la carretera recogió a una muchacha vestida de novia. Él la ofreció su cazadora para que no pasara frío. Al instante, ella dijo: «Gracias; por favor, frene. En esta curva me maté yo». El hombre desvió su mirada hacia ella y frenó en seco: habían desaparecido ella y la cazadora.
Un tiempo después, el hombre se dirigió hacia la tumba de aquella pareja que se mató en la curva y encontró su cazadora encima de la lápida de la tumba de ella.
Desde entonces, cuenta la leyenda que en las noches de lluvia, si vas por la carretera de la curva de Torreseca, es de noche y te encuentras con una mujer vestida de novia haciendo autoestop, debes recogerla. Si no la recoges, tu muerte es segura...

la madre y su hija

Un camionero se dirigía a su destino en un pequeño pueblo de la sierra. Era un día de verano sofocante. Al pasar por una gasolinera vio a una anciana de pie en el andén haciendo autostop. Como iba bien de tiempo decidió parar a recogerla. Así, emprendieron juntos el camino hacia el pueblo de la señora, que pillaba de camino al pueblo de destino del camionero. Al llegar a un punto de la carretera, en una curva pronunciada, la anciana advierte: Tenga cuidado aquí, que fue donde mi hija y yo nos matamos. Al girar la cabeza el camionero, la anciana ha desaparecido.
*
Se cuenta en Gran Bretaña que en un pequeño pueblo, hace tiempo, vivía una joven chica, la cual salió un día de casa para ir de fiesta con sus amigos, y ésta no volvió más. La chica parece ser que murió en un accidente de tráfico, en una curva muy cerrada, y que su cuerpo no fue encontrado.
Dicen que los días de luna llena, algunos conductores han visto a una joven chica haciendo autostop y que el coche que la recoja tendrá una ingrata sorpresa.
Dicen que al que recoja a esa chica ésta no le dirigirá la palabra hasta estar cerca de una curva, donde la chica dice: Aquí es donde tuve yo mi accidente y donde tendrás tú el tuyo, y se produce lo dicho.
Estos textos creo que se cuentan para que vean que hay que tener cuidado con quien montas a tu lado.

Varias cosas de Verónica

1- La historia de Verónica sucedió hace bastante tiempo. Ésta iba vestida de novia, ya que iba a celebrar su boda, y murió en un accidente de tráfico.
El accidente ocurrió en una curva y como testigo tuvo a la luna llena.
Por este motivo, cuando llueve y hay luna llena, cuentan que en dicha curva, donde Verónica encontró la muerte, se te aparece vestida de novia y tú mueres.
Por eso a Verónica se la conoce como la novia de la muerte.

2- Una noche iban en un coche una muchacha y su familia por una carretera de la Vera. Cuando llegaron a una curva muy cerrada y peligrosa se estrellaron, y la muchacha y su familia (padre, madre y hermana) desaparecieron. Sus familiares no volvieron a saber nada de ellos.
En la actualidad cada cierto tiempo (probablemente cada año, en el mismo día y a la misma hora) la muchacha hace autostop a los camioneros que pasan por allí y el propio camionero la recoge.
El camionero le pregunta por qué está haciendo autostop una muchacha tan joven. Ella le dice que tenga cuidado en la curva, que se va a matar. Entonces, la muchacha desaparece y el camionero se mata en la misma curva donde desapareció ella.
Hoy en día, la muchacha todavía sigue apareciéndose por la noche a los camioneros que pasan por allí. Todavía no se sabe con exactitud cómo y cuándo se aparece.

algunos dicen que es Verónica